Emprender en internet como solución al paro


Emprender en internet como solución al paro

Cuando nos encontramos en situación de desempleo, es normal que busquemos alternativas que nos devuelvan a la actividad laboral, siendo la de hacernos autónomos de las más recurrentes. Pese a ser una solución bastante razonable y viable, entraña gastos y una inversión inicial importante. ¿Existe otra alternativa que reduzca riesgos? Emprender en internet.

Lee mas Emprender en internet como solución al paro

“Necesito dinero urgente”: consejos para emprendedores


“Necesito dinero urgente”: consejos para emprendedores

¿Estás a punto de abrir tu propio negocio pero aún te faltan los últimos ajustes? ¿Tienes una empresa y has de hacer frente a pagos urgentes a acreedores? Son muchas las ocasiones en las que un emprendedor se ve obligado a “improvisar” y a orientar sus acciones al corto plazo, a veces incluso irremediablemente en contra del objetivo final del proyecto. Por eso esperamos que con estos consejos puedas superar más fácilmente esos momentos en los que tenemos que tomar una decisión urgente como empresarios.

Antes de buscar liquidez o financiación, planifica

O mejor dicho, analiza. Analiza tu situación, la del mercado y la de la competencia. Analiza tu target y define tus objetivos. ¿A dónde quieres llegar? ¿Son factibles de conseguir tus objetivos a corto plazo sin comprometer tus objetivos a largo plazo?

Lee mas “Necesito dinero urgente”: consejos para emprendedores

Las 17 mejores formas de auto-motivarse


Las 17 mejores formas de auto-motivarse

1. Ignora lo que no te importe

Aprender a ignorar algo es una táctica fantástica que proporciona muchos más beneficios de los que podríamos pensar. Repartir nuestra atención entre varios asuntos a la vez nos debilita; por el contrario, ignorar un hecho que nos hace desperdiciar energía nos ayuda a mantenernos centrados y a ser más productivos.

2. Intenta entender que puede que te aburras…

…y evítalo. Las cosas y las acciones repetitivas tienden a irritar a las personas. Trata de entender por qué te asalta el aburrimiento y busca formas de librarte de esta posibilidad. Una vez que seamos conscientes de ello, podremos hacerlo fácilmente. Puede que tardemos algún tiempo en conseguirlo, pero merecerá la pena.

3. Ríete más a menudo

Ve una comedia, lee comics. Libérate de esa sempiterna seriedad de vez en cuando. La risa es un mecanismo que te ayudará a prevenir y aliviar el estrés.

4. Crea un diario con tus logros

¿Recuerdas ese momento en el que conseguiste algo importante en la vida?  Tendemos a pasar por alto el simple hábito de apuntar nuestras sensaciones cuando alcanzamos objetivos deseados. Mantén un diario donde apuntes tus éxitos y utiliza estos registros para inspirarte.

5. Entrénate físicamente

Esta es una forma muy simple de motivarse. Simplemente, sal de tu oficina o de tu casa y haz algo de ejercicio. Esto provoca inmediatamente que nuestro cuerpo se ponga en orden. Cada vez que hacemos algo de ejercicio, nuestro cuerpo produce endorfinas, las cuales son útiles y necesarias para el ser humano.

6. Crea un ambiente adecuado

No podemos motivarnos a nosotros mismos para actuar si trabajamos en un ambiente que no es el adecuado para nosotros. Acondiciónalo, dale tu toque personal. No importa si trabajamos en una oficina o desde casa. Independientemente de cómo sea el espacio que hay a nuestro alrededor, es importante que lo hagamos “nuestro” de la forma que sea. Esto reduce el tiempo que necesitamos para adaptarnos y así podemos dedicarnos más a nuestro trabajo.

7. Lee sobre los éxito de otros

Inspírate, sorpréndete con estas historias. Leer historias reales donde sus protagonistas han alcanzado el éxito hace que nuestras metas parezcan posibles y más fáciles de alcanzar. Y, por supuesto, nos enseñan cómo tener éxito.

8. Cambia de tareas

Nos cansamos si pasamos mucho tiempo trabajando siempre en el mismo proyecto. La fatiga mata la motivación. Intenta hacer unos cuantos proyectos pequeños cuando sientas que estás al límite. Te ayudará a resolver los problemas con mayor rapidez.

9. Evalúa tu progreso

Como regla general, si avanzamos es que estamos haciendo algún tipo de progreso. A veces puede darnos la impresión de que no nos movemos, pero eso es porque nos perdemos la mayoría de los pequeños éxitos diarios que, finalmente, nos harán ganar. Mira hacia atrás y siéntete satisfecho de lo que has creado. Sin duda alguna, esto aumentará tu energía

10. Habla sobre tus proyectos

Coméntalos con tus amigos o con tu familia. Haz saber a la gente que estás haciendo algo bueno. Esto a menudo nos hace comprender que formamos parte de algo importante y nos hace disfrutar más de nuestro trabajo. Además, crea un cierto nivel de responsabilidad, lo que nos animará a seguir hacia delante.

11. Evita a los “vampiros energéticos”

Escépticos, pesimistas… todas estas personas nos roban nuestra energía. No caigas en sus juegos de poder y evita a toda costa que drenen tu energía, aunque esto signifique que estés un poco más aislado de cierta gente que antes. Es mejor trabajar solo que tener que hacerlo mientras se está intentando resistir a la influencia de los vampiros.

12. Fíjate objetivos claros

O, mejor dicho, escríbelos, porque ya están claramente definidos en tu mente. Coloca el papel donde están plasmados tus objetivos en un lugar al alcance de tu vista y esfuérzate por conseguirlos. Nuestra mente trabaja mejor cuando ya sabe lo que tiene que hacer, en vez de tener que perder el tiempo para darse cuenta del camino que debe de tomar.

13. Relájate

Cuando hayas completado una tarea, recompénsate a ti mismo.

14. Acepta las derrotas

Los fracasos, como los éxitos, son simples consecuencias de nuestras acciones y nada más. Uno de los peores enemigos de la motivación es el miedo al fracaso. Acepta los errores. Son desagradables, pero no significan que debamos dejar de hacer lo que hacemos. Trabaja en ti mismo y ten confianza en que todo saldrá lo mejor posible. Lucha.

15. Utiliza recordatorios

Utilízalos para recordar tus aspiraciones, tus objetivos o el estatus que tienes actualmente. Los recordatorios son herramientas muy poderosas que están enormemente subestimadas. Mucha gente piensa que es una tontería escribirse mensajes a uno mismo y leerlos en alto, pero todos hacemos esto constantemente, así que, ¿por qué no hacerlo deliberadamente? Empieza el día con palabras para ti mismo.

16. Di “no”.

Di “no” a las pérdidas de tiempo y a la depresión. La palabra “no” te libera. Con demasiada frecuencia, una cantidad desmesurada de compromisos hace de nuestra vida una lucha permanente para seguir adelante. Mantén tus promesas y acepta solo aquellas cosas que realmente quieras acabar y que sean verdaderamente importantes para ti.

17. Busca gente positiva.

La tristeza, las quejas y los lloriqueos no son amigos de la motivación. Por contra, la gente positiva, optimista y energética siempre cambiará tu comportamiento para mejor y te llevará hacia la dirección correcta.

Créditos fotográficos: freedigitalphotos.net