¿Qué es la Cláusula suelo y cómo reclamarla?


clausula suelo

Mucho se ha hablado sobre las polémicas Cláusulas suelo. Tantas personas han demandado por ellas que algunos juzgados españoles se han saturado. No es de extrañar, pues, que si tienes una hipoteca  te estés preguntando en qué consisten exactamente y, en el caso de que así sea, si tienes derecho a que te devuelvan lo que has pagado de más.

¿Qué es la Cláusula suelo?

Empecemos por el principio, la mayoría de las hipotecas españolas se basan en el Euríbor, un tipo de interés europeo que varía constantemente y, con él, lo que debemos pagar al banco por nuestro préstamo de interés variable. Ante los cambios del Euríbor muchas hipotecas incluyen:

– Cláusula suelo:

Límite bajo el que nunca podrán reducirse los intereses que pagaremos, aunque el euríbor caiga.

– Clausula techo:

Límite sobre el que nunca podrán aumentarse los intereses, por mucho que suba el euríbor.

¿Por qué se cuestionan las Cláusulas suelo?

El Euríbor llegó a su máximo en verano del 2008 y superó el 5% pero las Cláusulas techo no actuaron ya que se habían marcado límites de un 13% de media. En cambio, cuando en 2009 el Euríbor empezó a bajar y se situó un poco por encima del 1% en algunos momentos, las Cláusulas suelo sí que se activaron ya que muchos bancos habían fijado el límite en el 2 o el 3%.

Ante esta situación muchos hipotecados demandaron a sus bancos y, finalmente, en 2013 el Tribunal Supremo consideró que las cláusulas de los contratos de varias entidades eran nulas porque habían sido poco transparentes. Desde entonces, muchas otras sentencias han considerado lo mismo. Esto ha supuesto que muchos bancos deban devolver a sus clientes el dinero que habían pagado de más desde el inicio del préstamo y recalcular lo que pagarán por el dinero pendiente.

¿Cómo saber si tengo Cláusula suelo?

Tienes tres opciones:

– Revisar la escritura de tu préstamo con el banco

La cláusula debe aparecer en el apartado de las condiciones financieras. No aparecerá claramente como “cláusula suelo” pero sí que se hablará de un interés límite que nunca podrá ser inferior a un porcentaje concreto. A menudo aparece como “cláusula financiera tercera bis”. Si no la tienes, no se hablará de límites en ninguna parte.

– Mirar el recibo de tu hipoteca

Si consultas el apartado “Tipo de interés” y el porcentaje supera el Euríbor más el diferencial que tienes marcado por contrato, es que tienes la cláusula suelo activada.

– Consultar a tu banco

El banco con el que tienes la hipoteca está obligado a informarte sobre si tienes Cláusula suelo y si la reclamas, a darte una respuesta al respecto.

reclamar clasula suelo

¿Cómo reclamar la Cláusula suelo?

Debes presentar una reclamación al banco con el que tengas la hipoteca. Puedes ver aquí un modelo de reclamación de la Cláusula suelo.

Cuando tu entidad financiera reciba la reclamación hay dos posibilidades:

1. Que te informe del dinero que calcula que debería devolverte. Deberá incluir, además de lo que has pagado de más, intereses por el tiempo en que ha dispuesto de ese dinero.

2. Que te indique que tu reclamación no procede y por qué considera que las cláusulas de tu contrato no son abusivas. Algunos bancos afirman que sus cláusulas suelo son transparentes, que informaron bien de ellas y que, por lo tanto, no deben devolverte el dinero.

En un plazo de 3 meses desde que presentes la reclamación se deberá llegar a un acuerdo. Será necesario ir a juicio, si quieres recuperar el dinero, en caso de que en ese tiempo tu entidad:

– No te responda.

– No te pague lo acordado.

– Te ofrezca menos de lo que crees que te corresponde o alguna solución que no te parezca adecuada y comuniques que no estás de acuerdo.

– Afirme que tu reclamación no es procedente.

¿Existe una calculadora de Cláusula suelo?

Sí, aunque no es fácil de calcular existen calculadoras para saber si te han cobrado de más y cuánto como ésta de la OCU. Así podrás comprobar si lo que el banco te ofrece se ajusta a lo que deberías recibir.

¿Me pagarán en efectivo?

Tu banco no necesariamente te devolverá el dinero en efectivo. Puede ofrecerte otras posibilidades como, por ejemplo: amortizar parte del dinero pendiente en el préstamo, ingresar el dinero en algún producto de ahorro de la entidad (plan de pensiones o de jubilación, seguro de ahorro, depósitos…) o una modificación de tu hipoteca ofreciendo que sea a tipo fijo.

Esperamos que te haya sido útil, en nuestro blog contamos con más información sobre el mercado hipotecario y su terminología.

solicitar préstamo rápido. Solicita tu minipréstamo rápido con Twinero