7 pasos a seguir y consejos para solicitar una hipoteca


pasos a seguir consejos solicitar hipoteca

La compra de una vivienda es posiblemente la mayor transacción que realizaremos en nuestra vida. Tal decisión debe ser debidamente sopesada, ya que primero deberemos escoger la casa adecuada y después encontrar la vía de financiación que mejor se ajuste a nuestras necesidades. A la hora de buscar dinero para realizar la inversión es importante que tengamos ciertas nociones sobre las hipotecas para poder valorar adecuadamente su coste y así tomar una decisión acertada y bien informada.

A continuación enumeramos 7 pasos a seguir antes de firmar una hipoteca para nuestra vivienda. Recuerda que la búsqueda de información en esta primera fase es esencial si queremos contratar la hipoteca que más no conviene ¡Comenzamos!

Capacidad de pago

Una vez hayamos escogido la vivienda y conozcamos el precio de compra, deberemos valorar nuestra capacidad de pago. Esto dependerá directamente de nuestros ingresos estables así como de nuestros gastos mensuales.

Para calcular nuestra capacidad de pago la entidad acreedora nos solicitará, además de documentos sobre ingresos, deudas e impuestos, nuestro historial crediticio para asegurarse de que no existen casos de impago en el pasado. Para valorar nuestra capacidad de generación de ingresos también tendrán en cuenta otros parámetros como nuestro puesto de trabajo, tipo de contrato laboral, antigüedad en el puesto, el estado civil, cantidad de miembros de la familia, etcétera.

Tasación

El siguiente paso que exigirá el prestamista será la tasación de la vivienda. Para ello una empresa debidamente habilitada tasará la propiedad, lo que significa determinar su valor estimado, que no tiene por qué corresponderse con el precio de venta.

La tasación determina el valor estable de la vivienda, es decir, el precio que tendría la propiedad en circunstancias normales del mercado inmobiliario, independientemente del precio que vayamos a pagar nosotros. En función de esta tasación la entidad estará dispuesta a prestarnos una cantidad de dinero u otra.

Registro de la propiedad

Un paso que muchos obvian pero que sin duda es aconsejable realizar es la de acudir al registro de la propiedad en busca de toda la información disponible sobre el inmueble en cuestión. Así nos aseguraremos de la identidad del propietario o de que la propiedad esté libre de cargas.

Escoger el plazo

El siguiente paso consistirá en elegir el plazo de amortización de la hipoteca. Así determinamos el plazo de tiempo en el que realizaremos la devolución total del préstamo en función de las cuotas que podamos asumir. En este punto deberemos escoger entre cuotas más elevadas durante un menor periodo de tiempo o por lo contrario cuotas más reducidas durante un periodo de tiempo más dilatado. Ten en cuenta que cuanto mayor sea el plazo de devolución más intereses acabarás pagando.

Comisiones y gastos

Otro punto que deberemos tener en cuenta son los gastos y comisiones que nos cobrará la entidad más allá de los intereses. Como puede ser la apertura del préstamo, modificación de contratos, cancelación anticipada del préstamo… Por eso mismo, tal y como comentamos en el post de ayer, a la hora de comparar préstamos hipotecarios es mejor basarnos en el TAE en lugar de solamente en los intereses, ya que el TAE incluye las demás comisiones adicionales. También existen otros gastos que no quedan reflejados en el TAE como pueden ser la tasación, seguros, gestiones administrativas, etcétera.

Cláusulas

Asegúrate de que tu contrato de hipoteca cuenta con una cláusula que establezca el tipo de interés aplicable, así como la obligación por parte de la entidad de notificarte sobre cualquier cambio o variación que pueda sufrir este interés. Estas cláusulas nunca podrán ser anuladas por ninguna otra incluida en el contrato.

Formalización del contrato

La ley dicta dos requisitos para la formalización de una hipoteca. Por un lado se debe realizar la escritura de préstamo ante notario y por otro lado se debe inscribir la misma en el Registro de la Propiedad. Recuerda que como cliente tienes derecho a revisar el borrador de la escritura del préstamo en el despacho del notario durante los tres días anteriores a la formalización.

Como ves, en la contratación de una hipoteca no sólo se te conceden unas obligaciones sino que también dispones de unos derechos. Recuerda estar bien informado para evitar cláusulas abusivas o productos que no respondan a tus necesidades. Para todo lo demás, ya sabes que en Twinero estamos para ayudarte ¿Por qué no te das un empujón con un crédito instantáneo? ¡Calcúlalo ahora!

solicitar prestamo