¿Cómo ahorrar gasolina?


Ahorrar gasolina

Aunque los nuevos modelos de automóviles cada vez consuman menos carburante, la gasolina y el Diesel siguen siendo gastos importantes tanto para las empresas como para las economías domésticas. Cuando sube el precio de la gasolina todos nos ponemos a temblar y a buscar gasolineras baratas. Pero, no te preocupes, vamos a compartir contigo 10 trucos para ahorrar gasolina y conducir eficientemente:

1. Mantén la velocidad

Las frenadas y aceleraciones bruscas son enemigas del ahorro de energía. Es mejor desacelerar que frenar bruscamente, por ejemplo. Circula  con marchas largas y bajas revoluciones, dentro de los posible, para reducir el consumo. Ten en cuenta que debes usar la primera al principio de la marcha, pero cambiar a la segunda lo antes posible.

2. No cargues demasiado el coche para reducir tu gasto de gasolina

Si queremos ahorrar combustible no debemos excedernos en la carga o el número de ocupantes. Debes saber que, tal y como indica la DGT, cada 100 kilos que añadimos al coche, consumimos un 5% más de combustible. Siempre es preferible incluir toda la carga en el maletero o el interior del automóvil, pero si necesitas utilizar una baca distribuye bien los bultos y procura que ofrezcan poca resistencia al aire. Ten en cuenta que solo la baca, aunque esté vacía, hace que consumamos un 2% más, así que, si no la necesitas, retírala.

3. Usa un GPS para ahorrar gasolina

Aunque pueda parecer que los GPS no influyen en el gasto de gasolina o Diesel no hay nada peor que alargar el trayecto para vaciar el depósito de nuestro automóvil. Si te pierdes y acabas dando vueltas innecesarias, obviamente, no irás por el buen camino.

Para cualquier nuevo recorrido es recomendable contar con un GPS o planificar el trayecto previamente. Si no dispones de navegador, el copiloto puede usar el de Google en su móvil. ¡Ahorrarás en gasolina y, sobre todo, en tiempo y disgustos! Cabe decir que este consejo también se puede aplicar a recorridos que sigas habitualmente. Quizás así descubras una nueva ruta y llegues a tu destino antes y gastando menos combustible.

4. Ajusta la presión de los neumáticos

Asegúrate de que la presión de los neumáticos es óptima. La falta de presión causa una mayor resistencia al movimiento de las ruedas así que el motor deberá compensarlo y, por lo tanto, consumirá más combustible. Ten en cuenta que unos neumáticos con una presión de 0,5 bares inferior a la adecuada provocan que el combustible rinda entre un 2 y un 4% menos. ¡Todo cuenta!

5. ¡No te pases con el aire acondicionado!

El aire acondicionado es uno de los accesorios que más afectan el consumo de gasolina. Así que, si quieres ahorrar combustible, no te excedas con el aire acondicionado y mantén una temperatura de unos 24 grados. Aunque tarde algo más en enfriarse el coche no recurras a poner el climatizador a temperaturas muy bajas o lo pagarás en la gasolinera.

6. Las ventanillas, mejor cerradas si vamos deprisa

Si circulamos a menos de 70 km/h es mejor llevar las ventanillas abiertas, pero si vamos rápidos es preferible circular con las ventanillas cerradas para que nuestro vehículo sea más aerodinámico. Se trata de reducir la resistencia al aire de nuestro coche. Puedes utilizar los dispositivos de aireación para ventilar sin aumentar el consumo de gasolina.

7. Apaga el motor en los atascos

Si vas a estar parado durante más de un minuto es recomendable que apagues el motor. ¡Te ahorrarás unos 150 euros al año! Así que ya sabes qué debes hacer en las retenciones.

8. Aprovecha las bajadas

La inercia puede ser tu gran aliada para ahorrar gasolina. En las bajadas deja que el coche se desplace utilizando la marcha más larga posible. Las ruedas mantendrán en marcha el motor sin a penas gastar combustible.

9. Evita el punto muerto

Aunque mucha gente lo desconoce, el punto muerto consume medio litro de combustible por hora, aprox. Así que evita usarlo en la medida de lo posible.

10. Mantén tu vehículo en buen estado

Un coche en que todo funcione correctamente será un coche eficiente. Los filtros y los niveles, por ejemplo, son clave para mantener el motor en buen estado y que, por lo tanto, éste consuma adecuadamente. Por otra parte, unas bujías sucias pueden aumentar un 10% el consumo de combustible. Así que ¡cuida de tu coche y ahorrarás en carburante!

Si no tienes suficiente quizás te interese nuestro otro post sobre ahorro en gasolina con más consejos.

Esperamos que todos estos trucos te sean útiles para ahorrar gasolina y, además, cuidar del medio ambiente. Al ahorrar todo suma y cuando hablamos de productos de uso cotidiano como la gasolina, ¡más todavía! ¿Sigues estos consejos para reducir el consumo de carburante o tienes alguno más?

solicitar préstamo rápido. Solicita tu minipréstamo rápido con Twinero