5 trucos para ahorrar en gasolina


Consejos para ahorrar dinero en gasolina

La gasolina es uno de los mayores agujeros para nuestro bolsillo que podemos tener. Cada mes son muchos los euros que se nos va sólo para llenar el depósito. Como a día de hoy, difícilmente podemos desprendernos de su gasto, os ofrecemos unos trucos para que, al menos podáis ahorrar en gasolina cada mes y que vuestra cuenta lo agradezca.

Llena el depósito de una vez

Tenemos la mala tendencia a ir realizando algunos gastos cotidianos como la compra, poco a poco. Aunque pueda parecer una tontería, esto hace que euro a euro, perdamos dinero al no tener correctamente planificado el gasto y a detalles como la gasolina que se evapora si el tanque está casi vacío, la que se pierde cada vez que activamos el surtidor y otros factores que parecen pequeños, pero que finalmente se notan y repercuten en la economía doméstica.

Saber con certeza (la que nos da conocer el valor de un tanque lleno) su precio y planificar su gasto en un presupuesto mensual, no sólo nos permitirá un ahorro en la cantidad obtenida, sino en las veces que acudimos a la gasolinera.

Controla y planifica los desplazamientos

Gracias a la información que obtengamos del punto anterior, podemos deducir que necesitamos llenar el tanque una, dos o tres veces al mes. En cuanto veamos que el depósito se está acabando y que ya hemos completado el cupo de veces que llenamos el tanque mensualmente, es momento de plantearnos el por qué estamos gastando más gasolina y cómo reducir ese consumo.

Este exceso de consumo puede ser debido a que en ese mes, estemos usando el coche más de lo debido: para desplazamientos superfluos, para ocio etc. Este control sirve de pista para revisar ese presupuesto y considerar la necesidad de aumentarlo o dejar aparcado más a menudo nuestro coche en el garaje.

Plantéate el coche como una necesidad

La función del coche es ahorrarnos gastos de tiempo y dinero en transporte. En el momento en el que no nos suponga un ahorro ni para una cosa ni para otra, debemos considerar cambiar su uso.

Es habitual el uso del coche para ir al trabajo. Si nuestro puesto de empleo se encuentra a las afueras, cualquier gasto en gasolina está más que justificado, pero es cuando nuestra oficina se sitúa en una zona céntrica o cerca de casa cuando debemos pensar en los pros y los contra.

En estos últimos casos es más que frecuente que hechos como los atascos y la falta de aparcamiento nos tengan dando vueltas y gastando gasolina y tiempo. ¿No ahorraríamos dinero y minutos yendo en bicicleta o en transporte público en estos casos? No sólo lo agradecerá la cartera en un uso que no es rentable, sino nuestra calidad de vida al desestresarnos sin sufrir atascos ni rodeos.

Comparte vehículo (y gastos)

¿Sois tres en la oficina y vivís por la misma zona?, ¿Para que perder tiempo y dinero moviendo tres vehículos? Formulas como la de los coches compartidos están teniendo tanto éxito debido a que resulta la mejor solución de ahorro: no sólo reduces el gasto al menos a la mitad, sino que disfrutas de compañía y más plazas de parking.

Usad un calendario de conducción y un punto de quedada para que no siempre sea la misma persona la que se encargue de las tareas de “chofer”, así ahorraréis en conflictos a la hora de decidir a quién le toca y reducís la sensación de que funcionéis como taxis privados.

Acude a una gasolinera muy transitada

Este consejo lo hemos dejado para lo último debido a lo curioso que resulta. Parece una tontería sin importancia pero si recargamos nuestro coche en gasolineras muy transitadas estaremos ahorrando de dos maneras: una porque casi siempre suelen ser bastante visitadas debido a un precio más bajo que en el resto de establecimientos, y otra porque estas gasolineras, debido a su alto consumo, tienen que rellenar con más frecuencia sus depósitos, y una gasolina fresca resulta más eficiente y responde mejor a su uso, que una que esté almacenada durante un alto periodo de tiempo.

Ahorrar no tiene que suponer sacrificar. Tal como hemos visto en estos prácticos consejos, basta saber de algunos truquitos y voluntad por provechar cada recurso para ver nuestra cuenta más abultada mes a mes sin reducir drásticamente en comodidades y prestaciones.

 

crédito personal online