Errores que no debes cometer al pedir créditos online inmediatos


Errores que no debes cometer al pedir créditos online inmediatos

Día tras día, mes tras meses, año tras año, los hogares tienen que hacer frente a gastos y facturas de todo tipo. Las facturas no esperan ni tienen en cuenta tu situación personal o familiar, son una carga que siempre estará ahí independientemente de tu situación económica, tu posición social o estado de salud. Y lo cierto es que, tal y como está la economía en la actualidad, son muchas las familias que no pueden llegar a fin de mes y, además, pagar todas sus facturas. Aparte de estas facturas recurrentes, existen muchos gastos inesperados que pueden ahogar aún más tu situación económica, pequeñas contingencias que surgen en ocasiones y que son capaces de romper cualquier esquema o presupuesto, por ejemplo gastos por la reparación de un vehículo. A veces, para afrontar este tipo de gastos ya no sirve con tirar de los ahorros o pedir prestado a la familia. Hay que acudir a otro tipo de soluciones como pedir créditos online inmediatos.

Los préstamos inmediatos online te permiten obtener pequeñas cantidades de dinero para afrontar estos gastos urgentes. El cliente recibe el dinero de forma inmediata y sin preguntas, a través de un sencillo formulario y sin necesidad de aval. Además, las entidades que conceden estos créditos online inmediatos son entidades que aceptan peticiones de personas incluidas en registros de morosos. Con estas características, los créditos online inmediatos son una posibilidad para personas con necesidad de dinero urgente, pero precisamente esa urgencia puede provocar que se cometan errores. La precipitación nunca es una buena consejera, y menos cuando  te estás jugando tu dinero y tu futuro. ¿Cuáles son los errores que no debes cometer al pedir créditos online inmediatos?

  • El error más común es pedir un préstamo rápido para algo que realmente no necesitas, es decir, para comprarte un capricho o un bien que no es de primera necesidad. La posibilidad de contar con el dinero a corto plazo y sin que te pregunten para qué lo quieres es un caramelo al que muchos no pueden resistirse. En este caso, no podemos más que apelar al sentido común y a la responsabilidad de cada uno.
  • Otro de los errores en los que no debes caer es pedir un préstamo rápido si no estás en condiciones de devolverlo con sus intereses. El préstamo rápido te puede ayudar a salir de una situación puntual complicada o a conseguir liquidez para salir de un registro de morosos, pero solo si puede devolver lo que te han prestado dentro de los plazos estipulados. Recuerda que los créditos inmediatos suelen tener tipos de interés altos.
  • Por último, es clave no precipitarte en la toma de tu decisión. Existen muchas opciones, tanto online como offline, para pedir un préstamo a una entidad bancaria o financiera. Los créditos online inmediatos son una de las opciones con las que cuentas pero, ¿es la que mejor puede resolver tus actuales problemas económicos? Lo mismo sucede con la entidad financiera que elijas para pedir tu préstamo rápido. No te dejes seducir por los primeros cantos de sirena que escuches y valora las diferentes opciones que te ofrece el mercado. VIA SMS, Cashper, Kredito 24, Dispon, Wonga… existen muchas financieras online que conceden préstamos rápidos sin aval y sin preguntas, cada una con sus matices, ventajas e inconvenientes.

Ya lo sabes, medita tu decisión, asegúrate de que vas a poder devolver el préstamo (o de lo contrario tendrás que enfrentarte a comisiones por demora muy altas) y valora diferentes opciones y diferentes entidades. No te dejes llevar por la precipitación, no tomes decisiones en caliente y olvídate de pedir un crédito inmediato para comprar un capricho.

Créditos online inmediatos sin nómina y sin aval


Créditos online inmediatos sin nómina y sin aval

La situación económica actual provoca que muchos hogares tengan dificultades mes tras mes para afrontar sus gastos. El pago de las facturas de luz, agua o teléfono, el seguro del coche, el colegio de los niños y un largo etcétera, se convierte para muchas personas en una verdadera odisea en la que tienen que sacar el dinero de donde buenamente puedan. En esta tesitura, muchas personas acuden a bancos, cajas y entidades financieras para pedir créditos y conseguir así un adelanto de dinero que les permita hacer frente a los gastos más urgentes. Pero, como muy bien sabemos, los bancos y cajas de ahorros solo te prestan dinero cuando demuestras no necesitarlo y, además, hace tiempo (allá por 2008) que se cerró el grifo del crédito. Afortunadamente, siempre existen soluciones. En este caso se trata de entidades financieras que han surgido, sobre todo, a raíz de la aparición de internet y del desarrollo de los negocios online. Estas entidades a las que nos referimos funcionan de manera similar a cualquier entidad financiera, con la salvedad de que nos permiten pedir pequeñas cantidades de dinero de forma rápida y sencilla. Sin nómina ni aval.

Actualmente son muchas las entidades que ofrecen al usuario créditos online inmediatos sin nómina y sin aval. Generalmente, estos créditos tienen un importe máximo de entre 600 y 1.000 euros. La persona que pide el crédito no necesita presentar gran cantidad de papeleo (sirve con el DNI y poco más) y la empresa tarda menos de 10 minutos en aprobar la solicitud e ingresar el dinero en la cuenta. Además, como ya hemos dicho, no se necesita presentar nómina ni aval, ni justificar para qué necesitas el dinero. Los créditos online inmediatos sin nómina ni aval son una de las pocas soluciones financieras con las que cuentan las personas que tienen contraída alguna deuda con una entidad financiera o están incluidas en listas de morosos que les impiden conseguir liquidez para poder hacer frente a los pagos pendientes.  Y es que, a las entidades que conceden este tipo de préstamos rápidos no les importa tu situación personal o económica, ni tus deudas, ni lo que vas a hacer con el dinero: solo les importa que se lo devuelvas con intereses. Y mientras sea así, es una de las mejores soluciones, por no decir la única, para conseguir liquidez si no tienen nómina, ni aval o estás incluido en ASNEF. Es necesario señalar que existen numerosas empresas que se dedican a los préstamos rápidos, cada una con sus condiciones, ventajas e inconvenientes. La mayoría de ellas funcionan de manera muy parecida, a través de un sencillo formulario online. Donde la cosa cambia es en las condiciones que ofrece cada una. VIA SMS, Cashper o, ya hablando de importes más altos (y con nómina), Cofidis, son algunas de estas empresas que conceden créditos online inmediatos. Así que ya lo sabes: ¿no tienes nómina? ¿Tampoco tienes quién te avale? Pues en ese caso los créditos online inmediatos pueden ayudarte a salir del paso y conseguir la ansiada liquidez que te permita pagar tus deudas y volver a la rueda financiera.

Pros y contras de pedir créditos online inmediatos


Pros y contras de pedir créditos online inmediatos

Los créditos online inmediatos son una opción con la que cuentan algunas entidades financieras que nos permite conseguir un pequeño monto de dinero (entre 300 y 1.000 euros aproximadamente) de forma inmediata y sin preguntas. Es evidente que, dicho así, parece una solución muy interesante para tus problemas económicos. Y es cierto, lo puede ser. Sin embargo, para saber realmente si tienes que pedir un préstamo rápido online es necesario que lo sepas todo acerca de este tipo de créditos, tanto sus pros como sus contras.

Empezamos con el capítulo de pros. Los créditos online inmediatos tienen algunos puntos fuertes que les convierten en una opción interesante.

  • Son una forma rápida y sencilla de obtener liquidez a corto plazo. Sin necesidad de avales, sin salir de casa, desde la comodidad de tu sofá.
  • Son muy sencillos de pedir. En la mayor parte de los casos basta con cubrir un sencillo formulario con tus datos personales y en alrededor de 15 minutos recibirás la respuesta de la entidad financiera y el monto del préstamo en tu cuenta.
  • Las condiciones y requisitos que suelen pedir las entidades de conceden este tipo de préstamos rápidos online son más flexibles que para otros tipo de créditos en otras entidades. En la mayoría de casos no se necesita aval ni nómina, por ejemplo.
  • Existen numerosas opciones. Actualmente existen numerosas entidades financieras que ofrecen créditos online inmediatos. Internet ha favorecido la aparición de gran cantidad de entidades que conviven entre ellas fomentando la competencia y mejorando así las condiciones de los créditos.
  • Existen muchas entidades que conceden créditos online inmediatos a personas que están incluidas en listas de morosos. De esta manera, estos préstamos rápidos se convierten en una de las mejores formas de salir de ASNEF u otros registros de morosos y una de las pocas opciones que tienes de financiación si estás en una de estas fatídicas listas.

En el lado contrario de la balanza, los créditos rápidos online tienen algunos contras, sobre todo, relacionados con las condiciones financieras.

  • Los créditos online inmediatos pueden ser un arma de doble filo. Pueden ser una buena opción para acometer gastos urgentes, pero en caso de pedirlos de forma irresponsable (para comprar un simple capricho, por ejemplo) pueden meterte en problemas económicos aún más serios. No olvides que los créditos hay que devolverlos con intereses.
  • Los créditos online inmediatos suelen tener unos intereses de devolución muy altos. Es lógico, puesto que prestan dinero de forma rápida, sencilla y sin preguntas. Las entidades que ofrecen este tipo de créditos también corren riesgos ya que ofrecen créditos a personas que otras entidades les negarían, por tanto los intereses son mayores. Asimismo, las sanciones por impago del crédito suelen ser mayores que en otro tipo de créditos.
  • Además de tener comisiones de apertura más altas y tipos de interés más duros, los créditos online inmediatos suelen exigir la devolución en un menor plazo de tiempo.
  • Como en casi todos los ámbitos de la vida, en este caso también existen entidades de dudosa moral que tratan de aprovecharse de la situación de algunas personas o familias. La premisa básica para detectar este tipo de entidades que realizan prácticas abusivas es la información. Documentarse acerca de las diferentes entidades, cotejar opiniones de otros usuarios o comparar las condiciones entre entidades son algunas de las prácticas que has de realizar para no elegir la opción equivocada.

¿Te han quedados claros los puntos fuertes y débiles de los créditos online inmediatos? ¿Hay alguna otra cosa que quieras saber sobre ellos? ¡No dudes en preguntárnoslo!

¿Cuándo deberías pedir un préstamo personal?


¿Cuándo deberías pedir un préstamo personal?

Un crédito o préstamo personal consiste en la cesión de un dinero por parte de una entidad bancaria a cambio de su devolución con intereses a lo largo de un tiempo estipulado. El beneficiario de dicho préstamo personal consigue liquidez para acometer gastos a corto plazo, mientras que la entidad se enriquece gracias a los intereses generados por el préstamo. Un préstamo personal puede ser una gran oportunidad para afrontar gastos urgentes, pero también puede hipotecar tu economía a medio plazo. Por eso es tan importante saber cuándo necesitas de verdad un préstamo personal y cuándo saldrás ganando al solicitarlo.

Cuando no exista otra opción para afrontar un gasto obligado. Tienes que acometer de forma obligada un gasto de primera necesidad y no tienes liquidez suficiente. En este caso, pedir un préstamo personal es una opción. Por supuesto, no hace falta decir qué tipo de bienes o servicios son de primera necesidad, pero podríamos citar gastos relacionados con la vivienda, la salud, la educación de tus hijos, tu seguridad y la de los tuyos, necesidades alimenticias… y un largo etcétera. El mayor error que se puede cometer es pedir un crédito para comprar un capricho. En este sentido, la palabra clave es RESPONSABILIDAD. Hay que intentar ser objetivo al juzgar  tus necesidades y no comprometer tu economía por un simple capricho. Incluso todavía parece haber quien cree que las entidades financieras regalan el dinero, y luego tienen que hacer auténticas locuras para poder hacer frente a su devolución, por ejemplo, vender el capricho por el que pidieron el crédito por 1/5 del valor de compra. Cuando te hayas asegurado de que podrás devolverlo. Si tienes que afrontar un gasto urgente que no habías esperado, pedir un crédito es una de las mejores opciones. Sin embargo, debes asegurarte de que, tras afrontar ese gasto urgente, tus ingresos te permitirán devolver dicho crédito y regresar a los niveles económicos en que te encontrabas antes de tener que efectuar ese gasto urgente. Cuando hayas valorado las diferentes opciones que te ofrecen las entidades. Existen gran cantidad de bancos, cajas de ahorros y entidades financieras que ofrecen diferentes tipos de crédito o préstamos. Créditos para la compra de la hipoteca, para la compra de un coche, préstamos rápidos, préstamos para personas que están incluidas en registros de morosos… Al final, pedir un crédito o un préstamo es como ir a comprar un producto, solo que en este caso pagarías por un dinero que te ayuda a pagar otro bien o servicio. Cuando conozcas perfectamente las condiciones del préstamo. Ahora que has decidido el tipo de préstamo que mejor se ajusta a tus necesidades y a tu situación económica actual, debes conocer perfectamente las condiciones del préstamo. ¿Qué tipo de interés tiene? ¿Cuál es el plazo en el que tengo que devolverlo? ¿Qué ocurre si no devuelvo el préstamo en el plazo pactado? ¿Qué condiciones tienen para este mismo préstamo otros bancos o entidades financieras? Son solo algunas de las preguntas que deberías hacerte para asegurarte de que estás preparado para elegir la  mejor opción para pedir tu préstamo. Haciendo lo mismo pero al contrario, podríamos hablar de “cuándo NO deberías pedir un préstamo personal”. Por supuesto, en este apartado entraría el reverso de todo lo citado anteriormente: pedir un préstamos para comprar un capricho, sin haber valorado diferentes opciones, o con total desconocimiento de las condiciones de devolución. No caigas en este tipo de prácticas y asegúrate de que el préstamo que has pedido sea una solución y no termine por convertirse en un problema.

Cómo conseguir préstamos rápidos sin aval online


Cómo conseguir préstamos rápidos sin aval online

¿Es posible conseguir un préstamo online sin necesidad de aval? Sí, lo es. Y además resulta muy sencillo si sabes dónde pedirlo. Los préstamos rápidos son una solución a la que cada vez recurren más las personas que tienen necesidad de dinero urgente. Normalmente se trata de personas que tienen que hacer frente a algún gasto urgente o que están incluidas en listas de morosos y no tienen acceso a líneas de crédito en las entidades bancarias. Este tipo de préstamo consiste en pequeñas cantidades de dinero que el solicitante puede conseguir de forma rápida y sencilla. Pero, ¿dónde encontrar este tipo de entidades que proporcionan préstamos rápidos sin aval online? Muy fácil, a través de internet.

Entidades financieras online

Actualmente existen en internet numerosas entidades financieras que conceden créditos inmediatos online sin aval e incluso sin nómina. Algunas de estas empresas son VIA SMS, Cashper, Kredito 24 o Cofidis. Cada una, lógicamente, ofrece distintas comisiones de apertura, tipos de interés y plazos de devolución. Una vez que hayas valorado las posibilidades que te ofrecen las distintas entidades llega el momento de dirigirse a la que hayas elegido para pedir el dinero. Este paso resulta, en el caso de los préstamos rápidos sin aval, mucho más rápido y sencillo que al pedir otro tipo de créditos. *Las restricciones a la hora de conceder préstamos rápidos sin aval online cambian dependiendo de cada entidad, es decir, puede que no siempre tu solicitud sea aceptada. Por ejemplo, VIA SMS concede préstamos a personas entre 25 y 65 años, con ingresos demostrables, que no tenga más de una deuda en ASNEF y que ésta no supere los 1.000 euros.

Préstamos sin aval y sin preguntas

Lee detenidamente la documentación y datos personales que te pide la entidad financiera (pueden variar entre ellas). En la mayoría de los casos se limita a un DNI y un número de cuenta (algunas ni siquiera te van a preguntar para qué piensas utilizar el dinero). Una vez hayas enviado los datos y formulada tu petición, ésta será estudiada en un plazo de tiempo que puede rondar los 15 minutos (muchas de estas entidades tienen un sistema de aprobación de solicitudes automatizado). Si tu solicitud es aceptada, tendrás que confirmar el acuerdo y el dinero será ingresado automáticamente en la cuenta que hayas determinado. Y ya está. Lo cierto es que pedir un préstamo rápido sin aval es muy rápido y sencillo, pero también hay que tener en cuenta las condiciones en las que se concede dicho préstamo. La mayoría de estas entidades cuentan en su web con una sencilla calculadora en la que puedes introducir la cantidad de dinero que desees pedir y en plazo en que la quieres devolver. De esta manera, a través de la propia página web de cada entidad puedes ir haciendo tus cábalas y decidir qué financiera te ofrece las mejores condiciones.

Últimos consejos

Recuerda que los préstamos rápidos sin aval online tiene comisiones y tipos de interés más altos que otro tipo de créditos, por lo que se suelen pedir en casos de máxima necesidad, en la que no existen otras alternativas para afrontar deudas o próximos gastos. Evita pedir préstamos rápidos para comprar caprichos y asegúrate de que vas a tener liquidez para devolver el dinero en los plazos establecidos. ¿Te ha quedado claro cómo conseguir préstamos rápidos sin aval online? ¿Alguna cuestión sin resolver que quieres consultarnos? ¡Estamos aquí para ayudarte!

5 entidades financieras que conceden préstamos rápidos sin aval


5 entidades financieras que conceden préstamos rápidos sin aval

Las entidades financieras son empresas que conceden préstamos y créditos a particulares o empresas a cambio de su devolución con intereses. Las condiciones para la concesión de los créditos varían dependiendo del tipo de préstamo y de la entidad financiera. En los últimos años, sobre todo debido a la situación económica actual, han surgido entidades especializadas en la concesión de los llamados préstamos rápidos. Se trata de préstamos de pequeñas cantidades de dinero para las que no hace falta tener aval (en algunos casos tampoco nómina). Además, los préstamos rápidos se pueden conseguir de forma sencilla y rápida (en menos de 15 minutos), y sin tener que justificar para qué pides el dinero. ¿Cuáles son algunas de estas entidades financieras que conceden préstamos rápidos sin aval?

VIA SMS

En VIA SMS puedes pedir préstamos de hasta 600 euros (300 si es la primera vez) a devolver en 30 días. Para poder optar a un préstamo rápido de VIA SMS es necesario tener entre 25 y 65 años, algún ingreso demostrable y no estar incluido en ASNEF por una deuda superior a 1.000 euros.

Cofidis

Es una de las entidades más reputadas en el sector de la concesión de préstamos. Como reza en su página web, Cofidis es una entidad especializada en la prestación de servicios a distancia, ya que no dispone de sede física. La empresa fue creada en 1982 y en sus inicios se especializó en la concesión de créditos por teléfono, aunque ahora tiene en su canal online su principal fuente de actividad. Cofidis tiene opciones variadas de créditos, una de ellas es la que permite conseguir hasta 6.000 euros sin necesidad de aval y sin preguntas.

QueBueno

QueBueno es una de las financieras online que más fácil ponen los trámites para conseguir un préstamo rápido sin aval. Envías tu solicitud y ellos te responden de forma inmediata. Si la respuesta es positiva, recibirás hasta 300 euros en tu cuenta sin necesidad de hacer más papeleo.

Vivus

Vivus es una financiera que permite pedir entre 50 y 300 euros a devolver en un plazo que oscila entre los 7 y los 30 días. La principal fortaleza con la que cuenta Vivus respecto a la competencia es que, en caso de ser la primera vez que pedimos un préstamo con ellos, es totalmente gratis, es decir, no te cobran intereses si devuelves el dinero antes de un mes. Solo la primera vez, claro.

Comunitae

Terminamos con una opción que es la que menos está calando entre los usuarios españoles, quizá porque este modelo de financiación no está tan asentado en nuestro país como en Estados Unidos, Australia o Reino Unido. Comunitae, como su propio nombre insinúa, se basa en la concesión de créditos entre particulares. Son los propios usuarios de la web los que se prestan el dinero entre sí, consiguiendo una gran rentabilidad. Es una alternativa, por tanto, en la que no interviene ninguna entidad financiera, sino que el portal Comunitae sirve simplemente de plataforma para financieros privados. Se puede conseguir desde 600 hasta 6.000 euros. Estas no son las únicas entidades financieras que conceden préstamos rápidos sin aal. Existen otras como Kredito 24, Cashper, Wonga, Zaimo, SuCrédito.es, OK Money, Big Bank o Préstamo10. Valora todas las opciones posibles y elige la que mejores condiciones te ofrezca.

Consejos para elegir tu préstamo coche


Consejos para elegir tu préstamo coche

Una persona cualquiera cuenta con numerosas opciones a la hora de comprar su propio vehículo, ya sea nuevo o de segunda mano. Existen diferentes modalidades de pago, ofertas, concesionarios y modelos, cada una con sus ventajas e inconvenientes. En lo que se refiere a la financiación del vehículo, la actual época de crisis ha hecho que se pongan en marcha iniciativas como el PLAN PIVE, que trata de fomentar la compra de vehículos. Pero también ha hecho que crezcan las peticiones de los llamados préstamos coche, es decir, los préstamos que son destinados a la compra de un vehículo. ¿Qué consejos debemos seguir a la hora de pedir un préstamo para la compra del coche?

Valora tus necesidades reales

¿Realmente necesitas comprar un vehículo? La compra de un coche no es un capricho; es un desembolso de dinero muy importante que debe realizarse en caso de máxima necesidad. De este tipo pueden ser las necesidades de seguridad (has tenido gemelos y tu coche se te ha quedado pequeño e inseguro) o de trabajo (trabajas a diario con tu vehículo y ya está para el desguace). Pedir un préstamo coche para un capricho es lo mismo que pedir cualquier tipo de préstamo para gastarlo en un bien de tercera necesidad: una irresponsabilidad y una manera de comprometer tu economía a medio plazo.

Presupuesto disponible

Antes de pedir un préstamo para la compra de tu coche debes elaborar un presupuesto en el que desgloses tu situación económica y el monto que estás capacitado para destinar a tu coche.  Al ser un préstamo que deberás pagar durante cierto tiempo, debes asegurarte de que tus ingresos futuros te permitirán hacer frente a la devolución de dicho préstamo. Conocer tu presupuesto también te permite valorar la opción de pagar una entrada y de esa manera reducir el préstamo coche a solicitar. Y, por supuesto, debes tener en cuenta que al comprar un coche, la transacción del vehículo no es el único gasto al que tendrás que hacer frente: matriculación, seguro, impuesto de circulación…

Modelo a elegir

Si tienes el dinero suficiente como para comprarte el modelo de coche que deseas, es que no necesitas pedir un préstamo para la compra de tu vehículo. Se supone que si vas a pedir un préstamo coche es, precisamente, porque necesitas comprar un coche pero no tienes liquidez suficiente en ese momento. Por esa razón, porque nunca sabes lo que el futuro puede deparar, es aconsejable que te decantes por un modelo de coche que entre dentro de tus posibilidades reales. A todo el mundo le gustaría tener un Audi A8, pero quizá tengas que conformarte con un Hyundai familiar. Además, es posible que muchas entidades no te financien la compra de tu vehículo si el vehículo elegido está lejos de tus posibilidades económicas.

Estudia diferentes entidades

Hoy en día existen numerosos bancos, cajas y entidades financieras que ofrecen préstamos para la compra de tu vehículo, como Cofidis, Cajasur, Banco Caminos o BBVA, entre muchos otros. Conoce las opciones de financiación, los tipos de interés y los plazos que te ofrece cada una y escoge la opción que mejor se adapte a tus necesidades.

Otras opciones

Existen otras opciones además de pedir un préstamo coche. Por ejemplo, si vas a comprar un utilitario de segunda mano a muy buen precio, quizá sea más recomendable pedir un préstamo rápido. Recuerda que pedir un crédito o un préstamo del tipo que sea supone tener que afrontar su devolución, y con intereses. Así que si vas a pedir un préstamo coche asegúrate de que es totalmente indispensable y de que vas a poder devolverlo.

Las solicitudes de préstamos rápidos siguen en aumento


Las solicitudes de préstamos rápidos siguen en aumento

Actualmente los bancos solo conceden menos de un 10% de los créditos solicitados. En el primer trimestre de 2014 la concesión de préstamos en entidades bancarias o cajas siguió en los mismos baremos y el aumento registrado en las líneas de crédito apenas pasa del 0,5%. La mayoría de expertos coinciden: el flujo de crédito crecerá como máximo entre un 3% y un 5% en los próximos dos años, pero no se volverán a las mismas condiciones anteriores a la crisis. Con este panorama, los préstamos rápidos se han erigido como panacea para muchas personas, de ahí que las peticiones de este tipo de préstamos se hayan duplicado desde que las cajas y bancos dejaron de conceder créditos hace algo más de 5 años.

¿Por qué cada vez se solicitan más préstamos rápidos?

Las solicitudes de préstamos rápidos continúan en aumento por varios motivos:

  • Son una solución para salir al paso de las situaciones económicas complicadas que pueden aparecer repentinamente en esta época de crisis.
  • Las cajas y bancos han cerrado el grifo del crédito y resulta muy difícil que te concedan uno.
  • Para obtener un crédito en una entidad bancaria cualquiera, es necesario aportar gran cantidad de documentación y hacer frente a largos y pesados trámites. Los préstamos rápidos, por el contrario, se solicitan y formalizan sin prácticamente nada de papeleo.
  • Para pedir un préstamo rápido no es necesario justificar en qué vamos a invertir el monto solicitado.
  • Las entidades que conceden préstamos rápidos no suelen pedir aval y no excluyen a las personas que estén incluidas en ASNEF o en alguna otra fatídica lista de morosos.
  • Se pueden conseguir online. Envías tu solicitud y en menos de 15 minutos ya sabrás la respuesta sea positiva o negativa.
  • Dada la facilidad con la que se pueden obtener este tipo de préstamos, muchas personas los piden para comprarse esos caprichos para los cuales no pueden esperar (de hecho, la concesión de préstamos rápidos crece casi un 50% durante las vacaciones de verano). Pequeños viajes, ropa, artículos de electrónica, piezas para el coche… Desde luego, no es la mejor manera de invertir un préstamo rápido, pero el espíritu consumista parece ser cada día más fuerte.

¿Para qué solicitar un préstamo rápido?

Ya hemos visto por qué los préstamos rápidos siguen en aumento pero, ¿para qué solicitar un préstamo rápido?

  • Para pagar eso gastos puntuales inesperados que te rompen los esquemas de la economía familiar.
  • Para pagar facturas atrasadas, bienes de primera necesidad o solucionar aspectos relacionados con la seguridad, la salud o el bienestar del hogar.
  • Para saldar deudas con particulares o empresas.
  • Para obtener liquidez y poder salir de los temidos registros de morosos.
  • En definitiva, debería usarse para gastos de máxima urgencia y necesidad. Y decimos “debería” porque muchas personas terminan gastándolo en caprichos. Y luego aún se sorprenden cuando lleguen los problemas.

Dada la situación económica del país, no es de extrañar que los préstamos rápidos hayan aumentado, vistas cuáles son sus principales cualidades. Hablando de forma tosca y burda, los créditos rápidos pueden ser la última solución para salvar tu trasero cuando estás a punto de ser sepultado por toneladas de facturas y deudas, y harto de recibir negativas una y otra vez en todas las entidades bancarias a las que vas a pedir crédito. ¿Qué futuro les depara a los préstamos rápidos? ¿Mejorará la situación del país y dejarán de ser necesarios, o seguiremos sin salir de la crisis y continuarán aumentando?